Historia de las Hierbas Suecas

El nacimiento del Amargo Sueco / Bitter Sueco / Hierbas Suecas

Las hierbas siempre han acompañado al ser humano y le han ayudado a tratar sus dolencias y enfermedades. Los origenes de fórmula del Bitter Original no está claro pero según los expertos se remonta a la antigua Babilonia y Egipto.

Phillipus ParacelsoEsta receta de hierbas amargas circuló por las farmacopeas de Europa desde la Edad Media, donde lo encontramos con diferentes nombres (Tintura aloes composita, Species ad longam vitam, etc.). Al primero que se le atribuyó esta fórmula fue al gran reformador de la medicina de ese siglo, a Phillipus Paracelso. Paracelso, un médico suizo del Renacimiento, botánico, alquimista, astrólogo y ocultista en general, desarrolla la fórmula original conocida como “Elixir Ad Vitam Longam”, “Elixir para una larga vida” en el siglo XVI, quedando luego olvidada y desuso. 

En el siglo XVII, el célebre médico sueco, rector de la Academia de Medicina de Suecia llamado Jonathan Samst, experimentó con la formula original del llamado “Elixir de Paracelso” y la reformuló fijando la Mezcla de Amargo Sueco empezándose a llamar con este nombre que hoy conocemos. Luego volvió a abandonarse debido al avance de los fármacos de síntesis química en el siglo XIX.

Maria Treben Hierbas SuecasNo fue hasta el siglo XX cuando la botánica Maria Treben redescubrió la Mezcla de Amargo Sueco debido a unas experiencias personales y lo populariza a través de sus libros, sobre todo éste de mayor difusión: “Salud de la Botica del Señor”. Tras una larga enfermedad, Maria treben descubrió las hierbas suecas y llegó a sus manos una Copia del Antiguo Manuscrito en el que se leía en 46 párrafos los males que curaban esas gotas. Maria Treben escribe páginas enteras contando sus experiencias y de cómo este sencillo elixir curaba a todo aquel al que se lo proponía como antídoto.

libro Maria Treben Salud de la Botica del SeñorMaria Treben, fallecida en 1991, publicó el libro "Salud de la botica del Señor" que se hizo famoso y siguen vendiéndose actualmente y otros títulos que fueron: “Plantas medicinales: Consejos para prevenir y curar enfermedades”, “Aliviar y curar el estrés”, “La medicina familiar con plantas”, “Salud en la Farmacia de Dios y las Curas”, “De mi botiquín”, entre otros muchos...

Esta mujer ha pasado a la historia como una de las pioneras más importantes de la medicina natural ya que utilizó los remedios tradicionales europeos e inventó sus propias recetas, así como remedios curativos tradicionales como el amargo sueco que consideraba una panacea de curación.

Hoy en día, El Amargo Sueco está renaciendo e introduciéndose en muchos países del mundo. En Alemania, por ejemplo, las farmacias venden el Amargo Sueco como remedio casero; en Francia, Bélgica y Holanda, miles de personas lo utilizan a diario como tónico; en Estados Unidos, un curandero cherokee de Carolina del Norte lo entrega a todos sus pacientes; en Malasia la gente lo recomienda encarecidamente, y en la India, los médicos naturistas lo recetan a menudo.